Un grupo de científicos de la Universidad de Stanford, desarrolla una nueva tela reversible, una forma de polietileno de carbono y cobre, capaz de bajar o subir varios grados la temperatura para quien la usa.

En las pruebas de laboratorio, este tejido mantenía la piel artificial dos grados más fría que una tela de algodón, lo que consideraron suficiente para que muchas personas ya eviten la compañía de un ventilador o reduzcan el uso del aire acondicionado, con el consiguiente ahorro de gasto.

Estimaron que bajaría un 20 o 30 % el presupuesto destinado a energía en un edificio lleno de trabajadores.

La combinación de tejidos permite aumentar el rango de temperaturas confortables en más de 5,5 grados, aunque sus creadores pronostican un potencial final mayor, de casi 14 grados, cosa que permitiría a quienes usen ropa con este tejido no necesitar nunca aire acondicionado o calefacción.

http://advances.sciencemag.org/content/3/11/e1700895/tab-figures-data

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s