Un equipo de investigadores de la Institución Oceanográfica de Woods Hole (EE.UU.) y de la Universidad de Kanazawa (Japón) ha descubierto un nuevo lugar donde se acumuló material radiactivo tras la catástrofe en la central nuclear Fukushima.

El material se acumuló en la arena y el agua subterránea salobre debajo de las playas ubicadas hasta 96 kilómetros de distancia de la planta.

Se precisa que esta arena retuvo el cesio radiactivo, que se originó como resultado del accidente nuclear ocurrido hace 6 años, y lo ha estado liberando lentamente al océano.

Los científicos sugieren que tras la catástrofe los niveles altos del Cesio-137 radiactivo fueron transportados a lo largo de la costa por las corrientes oceánicas.

http://www.pnas.org/content/early/2017/09/26/1708659114.abstract

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s