Kate Parker, fundadora y codirectora de Schools Consent Project, organización benéfica que envía abogados a las escuelas para disertar ante los niños sobre asuntos legales del consentimiento sexual y crímenes relacionados con el sexo, ha arremetido en su blog contra la muñeca-robot sexual Roxxxy.

Parker se ha indignado, en particular, por una opción de ajuste, denominada Frigid Farrah, que trae Roxxxy en su programa y que, de ser activado, simula resistencia al acto sexual, y que podría permitir a los usuarios a simular una violación.

Según Parker, la muñeca “provee una distracción para impulsos criminales que probablemente deberían de estar sujetos a una intervención psiquiátrica”.

http://www.5pb.co.uk/blog/2017/09/06/towards_a_better_robotics_sex_dolls_consent_and_criminal_liability/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s