Las granjas de Costa Rica están autorizadas para utilizar una hormona masculina sintética que hace que todos los peces sean machos y, por tanto, tengan mayor tamaño, generando mayor beneficio.

A pesar de que las autoridades afirman no haber encontrado efectos perjudiciales en los humanos por el consumo de peces tratados con este esteroide, el hecho es que en un parque nacional cercano, el número de cocodrilos macho que nacen es muy superior al número de hembras.

Nacen cuatro veces más machos que hembras, cuando lo natural es que la proporción sea muy parecida.

Esto a pesar de que el aumento de temperatura global hace prever que aumente el número de hembras porque en los cocodrilos el sexo del embrión lo determina la temperatura a la que se incuba el huevo.

Por otro lado, todos los cocodrilos estudiados tienen en sus tejidos la misma hormona sintética que utilizan las granjas de tilapia.

Queda por demostrar la relación entre una cosa y otra, porque teóricamente las granjas son autocontenidas y no debería escaparse la hormona.

Sin embargo, parece que se ha filtrado al medio ambiente y está teniendo estas repercusiones.

Los investigadores sospechan que se vierten aguas residuales sin tratar adecuadamente al ecosistema y que asimismo se escapan tilapias que son comidas por los cocodrilos.

http://www.publico.es/ciencias/esteroide-usado-acuicultura-cambia-sexo-cocodrilos-costa-rica.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s