Los pilotos y copilotos de los aviones militares de EEUU F/A-18 Hornet y Super Hornet, así como los de los costosos F-35, sufrieron privación de oxígeno unas 300 veces en cinco años.

El número de afectados sigue subiendo, y el Pentágono no sabe por qué.

La hipoxia (como se denomina el estado de deficiencia de oxígeno) puede causar náuseas, mareos o confusión, entre otros síntomas, poniendo en peligro la vida de los pilotos, así como a los aviones de varios millones de dólares.

El precio de un Hornets o Super Hornets oscila entre 30 y 60 millones de dólares cada uno, mientras que los F-35 pueden costar más de 120 millones de dólares, dependiendo del modelo.

A finales de marzo, Bloomberg informó que el número de incidentes de hipoxia entre pilotos de los F/A-18 Hornets y Super Hornets ha crecido anualmente.

Según el comandante Mike Hecht, portavoz de las Fuerzas Navales del Atlántico de EEUU, “La situación es un misterio y la causa de estos problemas se desconoce por completo”.

Hecht añadió que la Marina de Guerra de EEUU está trabajando febrilmente y consultando con otras agencias, incluida la NASA, con el fin de encontrar soluciones a este problema.

http://www.thefiscaltimes.com/2017/08/11/Mysterious-Threat-Pilots-Pentagon-Can-t-Solve

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s