Noruega pondrá en funcionamiento en 2018 el primer buque portacontenedores completamente eléctrico y autónomo, que pondrá patas arriba el transporte marítimo mundial.

La compañía noruega Yara se ha asociado con la empresa de tecnología marítima Kongsberg para construir el primer buque de contenedores eléctrico y autónomo del mundo.

Se llamará Yara Birkeland y trasladará productos químicos y fertilizantes desde la planta de producción de Yara en Porsgrunn hasta las ciudades de Brevik y Larvik, todas en Noruega.

La primera prueba en alta mar se realizará a finales de 2018 y estará tripulada.

La compañía espera hacer una transición a la operación remota en 2019 y ceder totalmente el control al propio buque en 2020, convirtiéndolo en un gigantesco barco robot autotripulado.

Aunque esta evolución del transporte marítimo implicará la pérdida de miles de puestos de trabajo, hay un beneficio para el medio ambiente.

Por ejemplo, en el caso concreto de la empresa noruega Yara, hasta ahora, su transporte de productos requería 40.000 viajes de camiones el año; la misma ruta con el barco estará libre de emisiones de CO2.

Todavía hay un montón de obstáculos burocráticos que superar para botar barcos robots en nuestros océanos, pero la Autoridad Marítima de Noruega y la Administración de Costas de Noruega han firmado ya un acuerdo para que el fiordo de Trondheim se convirtiera en la primera zona de pruebas del mundo específicamente destinada a los buques robot autónomos.

De hecho, Noruega se está convirtiendo en un país puntero en el transporte marítimo. hace poco se sabía que Noruega será el primer país en construir el primer túnel para buques de carga del mundo en la península de Stad, históricamente célebre por sus peligrosas condiciones de navegación.

Desde hace tiempo, varias grandes empresas trabajan en la creación de gigantescos barcos robot de transporte.

Una de las empresas que más ha avanzado en estos nuevos transportes marítimos es Rolls Royce a través de Blue Ocean, su departamento de investigación en materia de barcos.

Blue Ocean está diseñando barcos en los que no hay capitán, ni ingenieros ni maquinistas, ni cocinero. Tan solo un ordenador de a bordo que toma las correspondientes decisiones de rumbo en base a cámaras y dispositivos de navegación y comunicaciones.

La razón para querer eliminar a la tripulación es el coste.

Se calcula que el coste diario de mantener la tripulación estándar de un carguero es de unos 3.300 dólares.

Visto desde la perspectiva de gastos, la tripulación supone el 44% del total de gasto de una operación de transporte.

Eso sin contar que, eliminando a la tripulación, se eliminan los camarotes y las zonas comunes, y se pueden diseñar barcos con mucho más espacio para carga.

http://es.gizmodo.com/el-primer-buque-de-contenedores-electrico-y-autonomo-za-1795132191
http://es.gizmodo.com/rolls-royce-trabaja-en-barcos-de-carga-completamente-au-1530910260

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s