Trump destituye de su cargo al director del FBI, James Comey, justo cuando estaba liderando una investigación sobre los posibles vínculos de la Administración Trump con Rusia.‎

Sean Spicer, portavoz de la Casa Blanca, ha explicado que Comey “fue despedido y destituido de su cargo” y que “el presidente Trump actuó sobre la base de las claras recomendaciones del fiscal general adjunto Rod Rosenstein y del fiscal general Jeff Sessions”.

Según un memorando del Departamento de Justicia de EE.UU., el ahora exdirector del FBI “cometió errores graves” durante su cargo.

En particular, Comey “usurpó la autoridad del fiscal general el 5 de julio de 2016” al cerrar el caso de la excandidata a la Presidencia, Hillary Clinton. El documento subraya que el director del FBI “nunca está autorizado para suplantar a los fiscales federales y asumir el mando del Departamento de Justicia”.

El documento apunta que a lo largo del año pasado “la reputación y credibilidad del FBI sufrieron un daño sustancial”, lo que ha afectado a todo el Departamento de Justicia estadounidense.

Este pasado 3 de mayo durante su declaración en una audiencia del Comité Judicial del Senado, Comey se refirió a la reapertura de la investigación sobre los correos electrónicos de Hillary Clinton, una semana antes de los comicios electorales, lo que, según la propia Clinton, resultó decisivo para la victoria de Donald Trump.

Sin embargo y a pesar de las justificaciones oficiales de la Casa Blanca, mucha gente ve indicios de sospecha en el despido de Comey.

El jefe del Comité de Inteligencia del Senado de EEUU, Richard Burr, se mostró preocupado por la destitución del jefe del FBI, James Comey.

Burr, así como otros altos cargos, se han mostrado especialmente preocupados por el momento de la destitución y por los motivos presentados.

Concretamente, el FBI, bajo la dirección de Comey, estaba investigando los presuntos vínculos de Trump y miembros de su gobierno con Rusia, y la posible coordinación con ambos para alterar el resultado de las elecciones norteamericanas, asunto que niegan tanto la Casa Blanca como Kremlin.

Varios senadores de ambos partidos, han declarado que es chocante que el presidente haya destituido a Comey antes de que finalicen las investigaciones al respecto, lo que ha disparado las sospechas de que, con el despido de Comey, Trump trata de ocultar sus vínculos reales con Rusia.

Curiosamente, Comey tomó por broma la noticia de su destitución. Comey ofrecía un discurso ante los empleados del FBI en Los Ángeles cuando escuchó la noticia del telediario que se transmitía en las pantallas en el fondo y la tomó por una broma. Los asesores de Comey le comunicaron que interrumpiera su intervención, después de lo cual el exjefe del FBI se marchó a su despacho donde le notificaron de la destitución.

Comey, de 56 años de edad, fue designado por el expresidente de EE.UU., Barack Obama, en el 2013 para el cargo de director del FBI por un plazo de 10 años.

http://www.hispantv.com/noticias/ee-uu-/341039/trump-despide-director-fbi-james-comey
https://www.washingtonpost.com/world/national-security/comey-misstated-key-clinton-email-evidence-at-hearing-say-people-close-to-investigation/2017/05/09/074c1c7e-34bd-11e7-b373-418f6849a004_story.html?utm_term=.7b4cb1e197d9

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s