La nave espacial experimental X-37B del Ejército de EE.UU. aterrizó el domingo 7 de mayo en el Centro Espacial John F. Kennedy, en Florida, tras culminar una misión clasificada de casi dos años, de la que nadie sabe nada.

El avión espacial no tripulado construido por la compañía Boeing, con un diseño similar a un transbordador espacial aunque de dimensiones inferiores, despegó el 20 de mayo de 2015 desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida a bordo del cohete Atlas V.

Anteriormente, el Pentágono informó que planeaba efectuar varios experimentos con la aeronave, sobre propulsores iónicos e investigar los cambios de las propiedades de los materiales en el espacio cósmico. Sin embargo, no se han dado a conocer todas las tareas planteadas.

Se trata de la cuarta y más extensa misión en el marco de este programa secreto, cuyo costo tampoco ha sido revelado.

Varios expertos opinan que el aparato podría representar un prototipo de interceptor espacial o un avión espía.

http://www.reuters.com/article/us-space-military-spaceplane-idUSKBN1830PF

Un comentario »

  1. jucabomaso dice:

    Jajajaja seguro que subio y dio la vuelta dentro de la estratoesfera como hacen casi todas para luego decir que aterrizan como si a la nave no le hubiera afectado los rayos cosmicos, nuevecita y brillante. La NASA, la gran embustera, ya esta muy vista y conocida.
    No me creo nda de que estos americanos del NORTE, envien fuera de la Tierra ni siquiera una nave de dos metros, vamos ni sondas, nostienen engañados.
    juca

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s