El imán de una mezquita de Sidi Kacem, en el centro de Marruecos, era el encargado de enseñar a leer y escribir a los niños del pueblo.

Tras la clase y la oración de la tarde del pasado domingo 26 de enero, el hombre ordenó a todos retirarse del lugar, menos a una niña de 4 años.

Como la pequeña tardaba en regresar a su vivienda, el padre, preocupado, decidió ir a buscarla.

Entonces, se dirigió hasta la mezquita y al entrar sorprendió al imán mientras abusaba sexualmente de su hija.

De inmediato, alertó a efectivos de la Gendarmería, quienes irrumpieron rápidamente en el lugar y detuvieron al abusador.

Según la información disponible, cuando termine el proceso de recolección de pruebas el sexagenario imán será juzgado y podría ser condenado a una pena de prisión efectiva de entre cinco y diez años.

http://www.hespress.com/faits-divers/344309.html

Un comentario »

  1. Edward Montaraz dice:

    5 a 10 años, no es suficiente!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s