Una densa capa de algas del tamaño de México se forma dos veces al año en el mar Arábigo, extendiéndose desde las costas de Omán en el oeste hasta la India y Pakistán en el este.

De acuerdo con la agencia AP, los microorganismos debajo de la superficie del golfo de Omán eran invisibles en los últimos 30 años, pero ahora componen unas formas gigantes haciendo que el agua se vea “casi igual que el guacamole”.

Esta proliferación es monitoreada por satélites de la NASA, y las imágenes muestran que las algas no dejan de crecer.

Se cree que el fenómeno se debe al cambio climático. Concretamente, científicos de la Universidad de Columbia en EEUU, lo vincularon al derretimiento del hielo en el Himalaya, que aumenta las temperaturas en el sur de Asia y fortalece los monzones del suroeste del océano Índico.

A medida que este frente se mueve a través del mar Arábigo cada año, el agua se mezcla con nutrientes que alimentan el surgimiento de este tipo de alga conocida como “noctiluca scintillans”.

Los microorganismos prosperan desplazando el zooplancton que sostiene la cadena alimentaria local, y este hecho amenaza a todo el ecosistema marino de la zona.

Entre las amenazas que representan las algas para Omán figura la reducción de la visibilidad, lo que dificulta reparación de las infraestructuras de gas submarino por parte de los buceadores, y la obstrucción de los tubos de aspiración pertenecientes a las plantas desalinizadoras, que producen el 90 % del agua dulce de Omán.

https://apnews.com/39cdba54f35548ffb0914094343bb0c6

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s