La industria del agua embotellada es un negocio en auge y no hay un solo mes en el que no asistamos al lanzamiento de un nuevo producto, en forma de agua con vitaminas, minerales, electrolitos o antioxidantes.

Como sostiene la periodista Sophie Elmhirst en un artículo publicado en ‘The Guardian’:

“Es un caso de capitalismo en su forma más hiperactiva y descaradamente inventiva: tomar una sustancia libremente disponible, vestirla con innumerables trajes diferentes, y luego venderla como algo nuevo y capaz de transformar el cuerpo, la mente y el alma”.

Y es que el agua ya no es solo un elemento principal de la naturaleza que muchas empresas han aprovechado para hacer su particular negocio, sino que además se ha convertido en una etiqueta en blanco sobre la que se puede escribir cualquier tipo de “ingrediente mágico” para ofrecer a los consumidores la promesa de innumerables beneficios para su salud.

En las últimas dos décadas, el agua embotellada se ha convertido en el mercado de bebidas que más ha crecido del mundo. Las cifras hablan por sí solas.

Según denuncian los activistas canadienses Maude Barlow y Tony Clarke en su famoso libro (el Oro azul: la lucha contra el robo corporativo del agua del mundo, en la década de los 70 el volumen anual de agua embotellada que se comercializaba en todo el mundo no superaba los 1.000 millones de litros, mientras que en la siguiente década el consumo se duplicó. Ya en el año 2000, las ventas anuales ascendieron a más de 84.000 millones de litros y los pronósticos indican que en 2017 se consumirán 391.000 millones de litros de agua embotellada.

Según Sophie Elmhirst en 1977 se produjo un momento determinante para la consecución del agua embotellada en un inmenso negocio.
Fue cuando se lanzó un famoso anuncio de la marca de agua mineral francesa Perrier, narrado con la voz profunda de Orson Welles.

El marketing había hecho historia. El anuncio formaba parte de una campaña estadounidense de 5 millones de dólares, la más grande de la historia para un agua embotellada, y resultó ser un gran éxito. De 1975 a 1978, las ventas de Perrier en los EEUU aumentaron de 2,5 millones de botellas a más de 75 millones.

De repente, las botellas de agua embotellada comenzaron a acompañar a las grandes “celebrities” estadounidenses, hasta que el esnobismo del agua ha reemplazado al esnobismo del vino.
Pronto, las grandes marcas de refrescos, viendo la oportunidad comercial, lanzaron sus propias aguas: Aquafina de PepsiCo en 1994, Dasani de Coca-Cola en 1999 o Puré Life de Nestlé en 2002.

El negocio del agua se había convertido en una realidad, aunque más tarde algunas de las nacientes marcas estuviesen envueltas en escándalos relacionados con embotellar agua del grifo y no de los manantiales, como prometían a los consumidores.

Sin embargo, tal y como explica explica Sophie Elmhirst, en su artículo, lo peor del negocio estaba por llegar:

“Si la última década fue testigo de la gran expansión comercial del agua, 2016 podría definirse como el año en que el mercado perdió la cabeza. Ahora parece que no hay límite en lo que un agua puede ser, o lo que los consumidores están dispuestos a comprar. Ya no basta con que el agua sea simplemente agua: debe tener poderes especiales”.

El marketing del agua es pues, un reflejo más del profundo nivel de estupidez de las sociedades actuales y del inmenso poder de las corporaciones en nuestras vidas, hasta el límite de hacernos seguir modas absurdas, consumir productos innecesarios, y crearnos necesidades totalmente artificiales.

Todo esto es lo que nos convierte, de hecho, en esclavos modernos.

https://www.theguardian.com/business/2016/oct/06/liquid-assets-how–business-bottled-water-went-mad
https://actualidad.rt.com/actualidad/227656-historia-locura-negocio-agua-embotellada
https://actualidad.rt.com/opinion/yulia-tarasenkova/204010-agua-embotellada-mayor-timo-siglo
https://books.google.ru/books?id=_12il38ZdhUC&printsec=frontcover&hl=es&source=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=false

»

  1. Excelente informe. Todo está orquestado, controlado para el dominio total del mercado, y la apropiación de las fuentes de agua…

    Me gusta

  2. Saiyajin dice:

    Y much@s borreg@s siguiendoles el rollo. Qué poca personalidad tiene mucha gente hoy en dia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s